El olvido que no seremos…

Consejo Superior de la Judicatura, Bogotá – 25 de agosto, 2021

El Magistrado Fabio David Bernal Suárez, declara incompetencia por parte de la Justicia Ordinaria para la imputación de Cargos al general (r) Mario Montoya, en medio de plantón de familiares de las víctimas.

Fotografía: Juanita Blandón

– ¡Hace 13 años desaparecieron a mi hijo! – así inicia su intervención una de las madres de los 2.429 jóvenes asesinados extrajudicialmente presuntamente ordenados por el General (r) Mario Montoya*, quién simultáneamente se encontraba en audiencia en el Consejo Superior de la Judicatura junto con algunas vocerías de abogados que representan a las víctimas ante la JEP de estos crímenes de Estado.

Mientras la jornada avanza hermanos, madres y demás familiares de “falsos positivos”, se preparan para exponer en tela debajo de la pregunta, – ¿Quién Dio la Orden? – las cifras y nombres de máximos responsables de estos crímenes de lesa humanidad.

Fotografía: Juanita Blandón

Al fulgor de los tambores de Zaperoco Batucada, las familiares intervienen en la cebra del semáforo de la Diagonal 22B # 52 – 01, la señalización se encuentra en rojo para los vehículos, sin embargo, la policía decide irrumpir la exposición alegando interrupción en el flujo de la vía.

En medio del choque entre Fuerzas Estatales, familiares de las Víctimas y batuque el Tribunal Superior de Bogotá rechaza la solicitud que pide que el General en retiro sea procesado por la Justicia Ordinaria.

El Magistrado Fabio David Bernal Suárez, con la pasividad contraria a los gritos de justicia de las madres fuera de su despacho, alega que la Fiscalía tiene “poder limitado ante este tipo de procesos”, que la Justicia Ordinaria “carece de competencia” y, por tanto, se aplica la Ley en la que estipula que este órgano no puede determinar sanciones a personas que ya se han sometido a declarar ante la Jurisdicción Especial para la Paz.

Fotografía: Juanita Blandón

Pese a la decisión del Tribunal, las madres, hermanos, sobrinas y familiares de los homicidios y desapariciones forzadas, afirman que seguirán -reclamando justicia- y se -negaran al olvido-.

*Estas cifras corresponden a los informes entregados por diversas organizaciones de derechos humanos ante la Jurisdicción Especial para la Paz.

Follow by Email