Comunicados

DENUNCIA PÚBLICA DE LA CORPORACIÓN JURÍDICA YIRA CASTRO

La Corporación Jurídica Yira Castro denuncia públicamente el riesgo para la vida e integridad personal de Luis Ramos Angulo, líder de la comunidad de Chibolo, originado en la presencia en su finca de una persona extraña que portaba prendas similares a las de uso de la policía, y la falta de medidas concertadas claras y efectivas de protección por el Gobierno Nacional.

Nuestra organización defensora de los Derechos Humanos, denuncia públicamente una serie de hechos de hostigamiento de los que viene siendo víctima la comunidad campesina de las veredas La Pola y La Palizua de los municipios de Chibolo y San Ángel en el Magdalena, luego de la visita que hiciera el Presidente de la Republica el pasado 3 de agosto de 2012.

Con especial preocupación alertamos por los recientes hechos que ponen en riesgo al líder LUIS RAMOS, campesino que narró el pasado 3 de agosto, en acto público precedido por el Presidente de la República, los hechos del desplazamiento forzado y despojo que sufrió esta comunidad.

Ayer 23 de agosto de 2012 ingresó a la finca del líder LUIS RAMOS ubicada en la verada La Pola del municipio de Chibolo un hombre que posteriormente se identificó como EVER JOSE RIOS LIMA, alias el CHUCHO, preguntando de manera insistente por el líder campesino, afirmando: “que buscaba a LUIS RAMOS porque él también era Ramos por una abuela, que lo había visto por televisión el día del presidente, y entonces que donde estaba LUIS RAMOS, que necesitaba que le diera trabajo, que se había venido de Santa Marta y hasta que no consiguiera trabajo no se iba a ir de la zona”.

La esposa de LUIS al ver la insistencia del desconocido, se dirigió a una casa cercana donde departían varios líderes de la región, explicándoles lo ocurrido, ellos de inmediato intentaron comunicarse con la Policía, más justo en ese momento dos policiales que estaban en la comisión que custodia a los funcionarios de la Unidad de Restitución de Tierras, aparecieron y la comunidad les solicitó ir hasta la finca de LUIS RAMOS y lograr la identificación de este persona.

Los dos policiales llegaron a donde estaba el hombre, le pidieron su identificación, exhibiendo una cédula a nombre de EVER JOSE RIOS LIMA manifestando que por apodo le decían “El CHUCHO”. Luego de requisarlo encontraron en su maleta ropa oscura, llamando especial atención un pantalón verde tipo militar (el cual dijo se lo había regalado un pastor), similar a los que usa la Policía Nacional, al preguntarle quien lo envió afirmó que él “se mandaba solo”. Alias EL CHUCHO manifestó ser oriundo de Chiriguaná (Cesar), residir en Santa Marta y ser reservista del ejército en calidad de soldado regular y que tales informaciones las pueda constatar “Gamboa” que es comandante en el Magdalena. Por último llamó la atención las respuestas que tenía preparadas, pues cuando vio a los policiales afirmó que él tenía derecho a una llamada, a un abogado y a comunicarse con un familiar.

Ante la pregunta de un líder sobre el procedimiento a seguir, los policiales respondieron que lo iban a investigar y a trasladar a Chibolo, pero que carecían de recursos para ello, por lo que los líderes debieron gestionar el pago de una moto-taxi con este propósito. Desde su salida no se ha tenido información sobre el paradero de alias “EL Chucho”.

Otros hechos que preocupan a la comunidad, es la presencia de hombres extraños preguntando por los líderes de tierras y que permanecen en la zona de reforestación financiada por CORPAMAG y la cual reclama el despojador Augusto Castro Pacheco alias “el Tuto Castro” en la vereda Boquilla.

Igualmente se han presentado presiones y amenazas contra los/as lideres/as de la vereda Santa Martica, las cuales ya han sido puestas en conocimiento de las autoridades pertinentes.

ANTECEDENTES La comunidad de Chibolo regresó voluntariamente y sin acompañamiento institucional a sus predios desde el año 2007, encontrando posesionados de sus fincas a personas pertenecientes a las estructuras paramilitares del Bloque Norte de las AUC, por lo que valientemente han decidido reclamar sus tierras, retomando los procesos de solicitud de titulación iniciados desde las década de los años 90´s, ante el INCODER, el Ministerio de Agricultura, la Fiscalía General de la Nación y más recientemente la Unidad de Restitución de Tierras. En este trasegar, se han enfrentado no solo a la amenaza paramilitar sino incluso, a procesos de desalojos iniciados por testaferros paramilitares y ejecutados por las alcaldías e inspecciones de Policía de Chibolo y Plato.

Desde junio de 2011 y con el acompañamiento de la Corporación Jurídica Yira Castro, se ha solicitado al Gobierno Nacional, la Fiscalía General de la Nación y el concurso del Ministerio Público la discusión e implementación de un “plan concertado de protección”, sin que hasta la fecha haya una respuesta efectiva del Gobierno Nacional en realizar dicho plan, donde en uno de sus aportes se solicita la presencia perimetral de la Fuerza Pública y en especial la instalación de puestos de control en puntos donde ayer, se presentaron los hechos hoy denunciados.

Desde marzo de 2012 la Unidad de Restitución de Tierras

<br />
<b>Warning</b>:  Illegal string offset 'alt' in <b>/home/cjyiraca/public_html/wp-content/themes/yira-castro/template-parts/donation-banner.php</b> on line <b>11</b><br />
1

¡Suscribete a nuestro Newsletter!