COMUNICADO DE ALERTA DE IMPUNIDAD CASO MASACRE DEL TANDIL.

El día 5 de octubre de 2017 el país se conmocionó por los hechos que tuvieron lugar en la vereda El Tandil, del municipio de Tumaco, Nariño, en el que mientras un grupo de aproximadamente 1500 personas campesinas protestaban en contra de los procesos de erradicación forzada adelantados por la fuerza pública, en desconocimiento de lo pactado en el acuerdo de paz, específicamente en lo relacionado a la sustitución voluntaria de cultivos de uso ilícito, la misma fuerza pública quien tiene el deber de proteger y defender a los ciudadanos, apuntó sus armas en contra de los manifestantes dando como resultado 7 personas asesinadas y más de 20 personas heridas.

Este hecho, conocido hoy como la Masacre del Tandil, causó gran revuelo por tratarse de la primera masacre posterior a la firma del acuerdo de paz, y por los relatos iniciales de la fuerza pública, según la cual, la situación había obedecido a un ataque de un grupo al margen de la ley a lo cual habían reaccionado disparando. Estas declaraciones fueron desmentidas rápidamente con los relatos de las víctimas por lo que se conformó una misión humanitaria para ingresa al territorio con el objetivo de verificar la situación y recuperar algunos de los cuerpos.

Sorpresivamente, la misión fue igualmente atacada con gases lacrimógenos, bombas aturdidoras y disparos, sin importar que en ella se encontraran personas delegadas de instituciones como la Gobernación de Nariño, Misión de verificación de la ONU, MAPP OEA, la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos, la Defensoría del pueblo, así como organizaciones de la sociedad civil como nuestra Corporación Jurídica Yira Castro, Justapaz, Minga, Comisión Intereclesial de Justicia y Paz, ONIC y medios de comunicación como El Espectador, Revista Semana, Contagio Radio, entre otras.

Desde entonces han transcurrido dos años sin que a la fecha se hayan esclarecido los hechos ni los responsables de la masacre, lo que muestra claramente la inactividad e inoperancia del Estado para buscar verdad y justicia en este caso, máxime cuando las víctimas y sus familiares siguen encontrándose a los oficiales que presuntamente dispararon, ejerciendo libremente sus funciones en la región.

Al interior del proceso penal únicamente se había realizado audiencia de imputación en la que la Fiscalía explicó claramente que no contaba con ningún material probatorio que le permitiera respaldar la versión de la fuerza pública respecto a un posible ataque de las disidencias y por el contrario, insistió en que se había tratado de un ataque indiscriminado a la población civil.

Es por esto que sorprende que recientemente fuéramos informados por la misma Fiscalía del caso, que se había realizado audiencia de acusación, a la que no fueron citadas ni las víctimas ni sus representantes, y en la cual se determinó contra toda lógica, que los hechos debían ser materia de investigación en la justicia penal militar. Esto constituye una afrenta a la participación y los derechos de las víctimas, quienes no solo no fueron invitados a participar de la audiencia en la que debían acreditarse, sino que, además, ven insultada la memoria de sus familiares al trasladarse la investigación a una jurisdicción donde deben investigarse delitos cometidos en actos relacionados con el servicio por miembros uniformados de la Fuerza Pública. Resulta inadmisible establecer de alguna manera que graves violaciones a los derechos humanos, como el ataque a población civil desarmada pueda pasar como parte de las funciones del servicio, pues se alejan completamente de los objetivos de la institución.

Por todo lo anterior y con el ánimo de acompañar a las víctimas en esta alerta contra la impunidad en el caso, el próximo 5 de octubre de 2019 se realizará acto de memoria y dignificación de las víctimas de la masacre del Tandil, el cual será realizado en el mismo lugar de los hechos, en zona rural del municipio de Tumaco, vereda El Tandil, donde se oficiará ceremonia religiosa y se honrará la memoria de las víctimas y la comunidad donde estos hechos sembraron el terror y la desconfianza.

Igualmente, el día 7 de octubre de 2019 en la ciudad de Pasto, invitamos a la realización del Plantón de exigencia de justicia para las víctimas de la masacre del Tandil que se realizara ante la Fiscalía de pasto, quien venía llevando el caso para que las voces de las víctimas que han buscado ser acalladas, puedan ser escuchadas y tenidas en cuenta al interior del proceso penal, para denunciar las irregularidades al interior del proceso, la falta de garantías para esclarecer los hechos en la región y la necesidad de que el caso sea trasladado a la dirección nacional de derechos humanos para que la investigación pueda desarrollarse con un mayor grado de imparcialidad y eficiencia.

Invitamos a participar de las actividades de memoria y de reclamo de justicia, así como a acompañar la exigencia de las víctimas de la masacre del Tandil y la comunidad campesina e indígena afectada, para que el caso sea tratado en la justicia ordinaria por tratarse de delitos de lesa humanidad y a continuar en la vigilancia de los avances en el caso.

Para cualquier comunicación adicional puede escribir al correo prensa@cjyiracastro.org.co o comunicarse a los teléfonos 3103023594 o 7044233, así como visitar nuestra página web www.cjyiracastro.org.co.

Please follow and like us:
error