Exjefe paramilitar conocido como ‘Chepe’ Barrera falleció en accidente de tránsito

El pasado sabado 21 de marzo, fallecio el exjefe paramilitar José María ‘Chepe’ Barreras. El hecho ocurrio en sabana de Torres, Santander en las horas de la mañana.

Acusado de lavado de activos y homicidio, ‘Chepe’ Barrera, y el grupo que lideraba, tienen registradas alrededor de 281 víctimas en el Sistema de Información de Justicia y Paz. A lo largo de sus años de mayor poder, su influencia alcanzaba distintos municipios del Magdalena como El Difícil, Ariguaní, Santa Ana, Plato, El Banco, Guamal, San Sebastián, San Zenón, Pedraza, Chivolo, Pivijay y Sabanas de San Ángel, asimismo de parte de la depresión momposina en Bolívar y unos tres municipios del norte del Cesar.

Ademas de cobrar por su “Servicio de seguridad” a sus vecinos ganaderos, llegó a negociar con ‘Jorge 40’ y ‘Mancuso’ el control de la zona en la que operaba cuando los anteriormente mencionados deseaban expandir el territorio de sus huestes paramilitares. ‘Chepe’ prefirió no buscar problemas y les otorgó el control de la zona y fusionándose con las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

‘Chepe’ Barrera fue capturado por el Ejército en octubre de 2004 y, a pesar de ser detenido por un breve periodo de tiempo, salió libre luego de un mes, debido a que el Gobierno le dio el estatus de representante de las Autodefensas del sur del Magdalena, todo bajo el marco del proceso de desmovilización de las autodefensas. En diciembre de 2004 se desmovilizó y junto a 47 de sus hombres entregaron sus armas.

Para el año 2006, el Exjefe paramilitar aceptó recluirse en “La Ceja”, donde llevaron a los comandantes paramilitares que se sumaron al proceso llevado a cabo por el expresidente y actual senador de la República Álvaro Úribe Vélez. Entre los líderes que participaron en este centro de reclusión se cuentan ‘Jorge 40’, Salvatore Mancuso y ‘Don Berna’. A diferencia de muchos paramilitares de la época, José Barrera decidió no adherirse a los beneficios de la Ley de Justicia y Paz.

El Gobierno, para ese entonces, decidió revisar el pasado judicial del líder de ‘los cheperos’ para saber si habían procesos en su contra. En dicha revisión, se aseguró que estaba limpio y se le concedió un indulto administrativo en octubre del mismo año en que fue recluido, convirtiéndose en el primer líder paramilitar liberado con todo su prontuario criminal olvidado.

Semanas después, en noviembre de 2006, se ordenó su captura nuevamente, tras una extensa investigación de la Fiscalía que le acusó por una larga lista de actividades delictivas, entre las que se cuentan homicidio y lavado de activos. El mismo ente señaló también que existieron distintas irregularidades en la investigación que le había concedido la libertad. Desde entonces, Barrera se encontraba prófugo de la justicia.

Fuente: Seguimiento.co

Please follow and like us:
error