GENOCIDIO POLÍTICO Y ESTIGMATIZACIÓN DEL MOVIMIENTO AGRARIO EN VIOTÁ 1989-2004

Desde la Corporación Jurídica Yira Castro, compartimos el informe presentado a la Jurisdicción Especial para la Paz en el cuál se narra las graves violaciones a los derechos humanos, como homicidio, tortura física y psicológica, desaparición forzada, amenaza, persecución y desplazamiento forzado, fueron cometidas de manera generalizada contra habitantes rurales del municipio de Viotá.

Hechos que se enmarcan en la constitución del partido político UP en el año de 1985 y cómo este fue víctima de persecución y hostigamientos al ser considerado desde la esfera estatal como el brazo político de las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) y, por ende, objetivo militar dentro del plan o política contrainsurgente en Colombia, persecución que ocurrió con mayor sistematicidad en el periodo 2003-2004, en el marco de la política de Seguridad Democrática.

De este modo, la práctica del genocidio contra el movimiento UP no solo se refirió a la persecución y el homicidio de sus miembros y simpatizantes, sino que se extendió al grupo nacional político viotuno, pues los actores genocidas desarrollaron una interpretación discriminatoria de la población, rotulándola como enemiga. En razón a la trayectoria histórico-política del municipio de Viotá (Cundinamarca), asociada a una historia de luchas agrarias, partidos políticos de izquierda, Movimientos Sociales, agrarios y obreros, la población perteneciente y habitante de este municipio fue perfilada como un objetivo militar.

Encontrará el informe completo, dando click en la imagen.

Follow by Email